Inicio Regionales CAJAMARCA: DESCUBREN ALDEA QUE POSIBLEMENTE TENDRIA MAS DE 5,000 AÑOS

CAJAMARCA: DESCUBREN ALDEA QUE POSIBLEMENTE TENDRIA MAS DE 5,000 AÑOS

157

Debajo de una espesa vegetación, un equipo de arqueólogos de la Universidad Nacional de Trujillo (UNT) halló un conjunto de estructuras construidas en piedra que superarían los 5,000 años de antigüedad, en el caserío de Altamisa, ubicado en el distrito José de Lourdes, en la provincia de San Ignacio, región Cajamarca.

El director del Proyecto de Investigación de la Cuenca de Chirinos (PICCHI), Feren Castillo, informó a la Agencia Andina que se trataría de pequeñas aldeas que recién se están asentando; gente sedentaria que vivía de la acuicultura, y que tenía una fuente de agua próxima en el río Chirinos, donde en la actualidad se practica la pesca. Por ello, no se descarta como hipótesis que los primeros hombres también hayan realizado esta actividad para sobrevivir.

“No tenemos carbono [14] para hacer fechados, así que nos ha tocado hacer comparaciones con otros sitios similares”. En ese sentido, indicó que han visitado al arqueólogo Quirino Olivera, quien dirige la investigación en el sitio arqueológico de Monte Grande, en Jaén, al que le mostraron las fotografías de Altamisa y llegaron al consenso de que no se parece a la tradición de Monte Grande. “Más bien tiene similitud con las estructuras halladas en el sitio arqueológico Santa Ana–Florida, en la provincia Zamora Chinchipe, en Ecuador”, indica.

El investigador explica que los fechados realizados en la Florida ubican el sitio con una antigüedad de más de 5,000 años, del formativo temprano o el periodo inicial.

“Creemos que este sitio arqueológico puede estar en el mismo fechado; sin embargo, necesitaríamos realizar una investigación mucho más grande para tener más elementos de convicción”, señala.

Por su parte, Anthony Brito, tesista de arqueología de la Universidad Nacional de Trujillo e impulsor del proyecto, mencionó que son tres conjuntos en total encontrados en Altamisa. El primero, referido a viviendas domésticas, cuyos muros tienen alrededor de un metro de altura. Un segundo sitio registra unas terrazas en forma de cuadrados, que se presume habrían servido como almacenes para las personas que habitaron la zona.

Asimismo, se ha registrado un tercer montículo que tiene formas de círculos concéntricos y que son los que más ha llamado la atención de los investigadores. Pero la densa vegetación del lugar no permite ver el sitio en todo su esplendor, incluso con la ayuda de un dron ha sido difícil captar el lugar correctamente.